​En Colombia se han empezado a implantar estos dispositivos como terapia de destino, en pacientes con falla cardiaca, que no son candidatos a trasplante cardiaco y en quienes el manejo médico no ha mostrado mejoría. Si bien la implantación se realiza en instituciones de cuarto nivel con disponibilidad de anestesiólogos cardiovasculares, estos pacientes empezarán a llegar a otras instituciones para la realización de cirugías no cardiacas. Por lo tanto, todos los anestesiólogos debemos conocer los aspectos más importantes relacionados con estos dispositivos y las principales consideraciones del manejo anestésico de estos pacientes. En este artículo se presentan estos conceptos, permitiendo introducir tanto al anestesiólogo cardiovascular como no cardiovascular en el abordaje de ellos.

Anesth Analg. 2018 Jun;126(6):1839-1850.
doi: 10.1213/ANE.0000000000002669.